GERAL


DIEZ 'PIRATAS' CONTROLAN EL 80% DEL CORREO BASURA QUE CIRCULA POR INTERNET

  • Autor não informado
  • Dezembro/2006

Patricia F. de Lis

 

"Alargue su pene". "Invierta en BioMatrix Corp". "Prolongue sus relaciones amorosas". "Aplace su hipoteca". Los buzones de correo electrónico de los internautas se llenan cada día con mensajes publicitarios sobre milagrosos medicamentos, rentables inversiones o productos de lujo a precios de saldo. La recepción de spam se ha convertido ya en la primera preocupación de los internautas españoles, muy por encima de los virus o el uso fraudulento de la tarjeta de crédito, según el informe eEspaña 2006 de la Fundación France Telecom. Y es que alrededor del 64% del correo que circuló por Internet en septiembre era publicidad no deseada.

Eso significa que el spam no es sólo una molestia. Su abundancia está atascando Internet. Unos 55.000 millones de correos no solicitados son enviados cada día.

¿Quién crea y manda toda esta ingente cantidad de correo basura? La entidad sin ánimo de lucro Spamhaus, con sede en el Reino Unido y que lleva ocho años luchando contra esta actividad, ha publicado una lista con los 10 mayores spammers. Según explica la entidad, ese reducido grupo es responsable de cerca del 80% del spam que se recibe en Europa Occidental y Estados Unidos. La FTC (Comisión Federal de Comercio) de Estados Unidos ya avisaba el pasado año: "Aunque hay cientos de miles de personas que causan este problema, la mayor parte del spam proviene de un grupo reducido de ellas".

Los nombres y alias de los piratas informáticos han sido incluidos en la lista de Spamhaus después de que, al menos, tres proveedores de Internet hayan paralizado sus envíos. A la cabeza de la clasificación se encuentra un ucranio. Utiliza los alias de Alex Blood, Alexander Mosh, AlekseyB y Alex Polyako, aunque ninguno de ellos responde, posiblemente, a su verdadera identidad (Alex Polyakov es el nombre de un espía soviético en la novela de John Le Carré El topo). El número dos el ruso-estadounidense Leo Kuvayev, apodado BadCow. Le siguen otros dos estadounidenses, un grupo de rusos, un israelí, un canadiense y un hongkonés.

En la UE y en EE UU, el correo basura es ilegal. En España, enviar correos electrónicos sin autorización de quien lo recibe está expresamente prohibido por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) de 2002. Pero estos piratas cambian de redes y países con mucha frecuencia, y se aprovechan de la laxitud de las normas de Estados como Rusia o China y los paraísos fiscales. Sobre todo, se aprovechan de la escasa colaboración internacional. Según reconocía el pasado año la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), "la legislación no va a detener, por sí misma, a los spammers que quieren obtener beneficios".

Y es que éste es un buen negocio. Es cierto que el nivel de respuesta de los internautas es muy bajo; sólo 15 personas por cada millón responde a un correo basura. Pero los spammers pueden llegar a enviar un millón de correos en menos de una hora, así que la rentabilidad que sacan con sólo pulsar un botón es muy alta; e inmediata. Los delincuentes obtienen un porcentaje variable de cada suscripción o venta. Los productos más populares son fármacos (36%), financieros (19%) y pornográficos (14%), según datos aportados por la compañía de seguridad Ipswitch.

 

¿Dónde encuentran los delincuentes las direcciones de correo? No necesitan grandes conocimientos de tecnología sino, más bien, de psicología. Recopilan direcciones en páginas personales y blogs, en páginas trampa donde solicitan un correo para lograr alguna muestra gratuita y en cadenas de bromas que los usuarios reenvían a sus amigos sin ocultar las direcciones electrónicas de los demás.

 

Una vez conseguidas, el spammer envía el mensaje publicitario, bien utilizando una sola dirección de correo o a través de diferentes direcciones y servidores. Pero los delincuentes están perfeccionando sus técnicas y están comenzando a utilizar los ordenadores de sus víctimas. La idea consiste en penetrar en los PC conectados a Internet que no están debidamente protegidos y utilizarlos como zombis que reenvían los correos a las órdenes del delincuente. Los expertos calculan que el 40% del correo basura ya se envía gracias a esta técnica.

Fonte: EL PAÍS - Sociedad - 05-11-2006
Divulgado por Marcia Ugarte Barquero – enviado para “biblio-info-sociedad” em 07/11/2006


author image
OSWALDO FRANCISCO DE ALMEIDA JÚNIOR

Professor associado do Departamento de Ciência da Informação da Universidade Estadual de Londrina. Professor do Programa de Pós-Graduação em Ciência da Informação da UNESP/Marília. Doutor e Mestre em Ciência da Comunicação pela ECA/USP. Professor colaborador do Programa de Pós-Graduação da UFCA- Cariri - Mantenedor do Site.