BIBLIOTECAS, SOCIEDAD Y ESTADO


  • Relação entre as bibliotecas, as ações dos profissionais que nelas atuam e o estado.

EL GOBIERNO USURPADOR EN HONDURAS ATACA LA LIBERTAD DE ACCESO A LA INFORMACIÓN

Los golpistas inmediatamente comenzaron a censurar a todos los medios informativos y agredir el derecho humano que implica libertad de expresión. Han secuestrado equipos y apresado o intimidado a periodistas, pues una de las primeras acciones por parte del gobierno de facto fue suspender las trasmisiones de varias estaciones de radio y televisión. Desde el inicio del golpe, el pueblo hondureño supo que enfrentaría así el problema que implica la desinformación. Naturalmente, la persecución a los periodistas que mantienen posturas cercanas al derrocado presidente y la salida del aire de medios que no son afines a las actuales autoridades, es una situación que ponen en evidencia a quienes opinan que en Honduras no ha habido un golpe de Estado. La jerarquía de la Iglesia Católica ha sido uno de los voceros en este sentido, aunque cabe reconocer que esta posición no es compartida por todos los integrantes de esa institución.

 

El caso más difundo en la primera semana del golpe cívico-militar fue el del canal de televisión Televicentro, que directamente fue sacado del aire el mismo día del acto violento. Una vez sustituidos algunos periodistas, Televicentro se adhirió a la maquinaria informativa del gobierno espurio, la cual no admite las libertades de expresión, información y comunicación. Se tiene conocimiento que la televisora Cholupsar corrió la misma suerte pero con la diferencia que no ha vuelto a emitir, y en igual situación se halla la televisora internacional Telesur, pues su señal desde el domingo del golpe fue prohibida. Tras el golpe, la cadena estadounidense CNN no se salvó de ser cortada en las primeras horas. Con el fin de intensificar el hostigamiento, el gobierno golpista de Honduras se ha ensañado (allanamiento de instalaciones por un batallón de militares, cortes de energía eléctrica, interrupción de transmisiones, congelamiento de cuentas, llamadas amenazadoras y amenaza de cierre definitivo) particularmente contra la televisora Canal 36, uno de los pocos medios locales que han defendido firmemente la libertad de expresión. Asimismo, los equipos reporteriles venezolanos de Televisión y Telesur fueron expulsados de Honduras por las fuerzas militares que ocupan el territorio hondureño. Así que persecución militar, asfixia económica, hostigamiento personal y expulsión del país son las técnicas a las que ha recurrido el gobierno de facto.

 

En razón de estos acontecimientos, en un rubro anterior hemos afirmado que a un golpe de Estado, continúa un golpe certero a los medios de información, asestándose así con particular intensidad el golpe mediático. En relación con este hecho, mucho tuvo que ver el modelo privado de quienes acaparan y controlan la prensa en ese país.  Respecto a esto se asevera que en Honduras se trata de:

 

[...] otro golpe mediático apoyado en una guerra de cuarta generación. Como tal, se consumó y buscó legitimidad a través de medios bajo control monopólico privado. En particular, de los periódicos hondureños La Prensa de San Pedro Sula y El Heraldo de Tegucigalpa, cuyo propietario es Jorge Canahuati, proveedor de armas y medicinas del Estado y dirigente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), antiguo brazo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde los tiempos de la guerra fría; el diario La Tribuna de San Pedro Sula, del líder empresarial conservador Carlos Roberto Facussé, ex presidente de Honduras (1988-2002); el diario Tiempo, de Tegucigalpa, que pertenece a Jaime Rosenthal Oliva, empresario, banquero y secretario general del Partido Liberal; la red de canales de televisión de José Rafael Ferrari, y con intereses, también, en radio cadena HRN. Asimismo, el golpe contó con el apoyo de la estadunidense CNN, que desde un primer momento buscó legalizar a los putchistas e incriminar a Zelaya, y de grandes medios latinoamericanos ligados a la SIP. (Fazio, 2009).

 

Al mes del golpe de Estado en ese país centroamericano, la organización social Artículo 19 observó que los medios de comunicación se fueron polarizando, pues mientras las grandes empresas de información han estado articuladas con el grupo que apoya al gobierno de facto, unas cuantas – como Radio Globo o Canal 36 – han sido consideradas como recursos del movimiento de resistencia. Y solamente unos pocos medios más, entre ellos Canal 13 y El Tiempo, han intentado adoptar una postura neutral respecto al conflicto. Artículo 19 ha llamado la atención en relación con las amenazas que han recibido los periodistas sin importar la posición de su medio frente a los ataques derivados a causa de la crisis político-militar. Esa organización se ha referido principalmente a los ataques que han sufrido los fotógrafos de La Tribuna, Heraldo y Televicentro, en tanto que otros reporteros y fotógrafos han recurrido al ocultamiento por las intimidaciones de que han sido objeto por parte de los militares. Un caso concreto es el de un informador que trabaja para la televisora comunitaria Cumbre TV.

 

Algunas estaciones populares de radio han corrido con la misma suerte de censura, entre ellas la radio Santa Rosa de Copán, Radio Progreso y Radio Globo, explotando en esta última dos bombas; también fueron sacados del aire dos programas que trasmitían, en Radio Cadena Voces, dos organizaciones feministas. Así las cosas, tanto la Federación Internacional de Periodistas (FIP) como el Centro Internacional de Estudios Superiores de Periodismo para América Latina (Ciespal) expresaron su rechazo al golpe de Estado en Honduras y han exigido respetar la libertad de prensa. La relatora especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Catalina Botero, ha manifestado su preocupación al aseverar que en Honduras se viven "formas permanentes de exclusión y censura", tanto en contra de los medios de comunicación como de los periodistas que intentan cubrir los hechos que se suscitan en aquella nación centroamericana tras el golpe de Estado que depuso al presidente Manuel Zelaya. En relación con esta problemática, el comunicado de la Delegación de Organizaciones de Derechos Humanos de Guatemala en Honduras concluyó en los puntos siete y ocho lo siguiente:

 

7. La delegación ha podido constatar que las libertades de expresión, de información y de prensa, están siendo constantemente violentadas en Honduras siendo los medios radiales los más afectados por la alta represión a la cual están sometidos. Se pudo constatar que seis radios y una televisora fueron cerradas y censuradas durante los primeros días del golpe de Estado. Los únicos medios de comunicación que no tienen dificultades para realizar su trabajo son afines a las líneas políticas marcadas desde el Estado, impidiendo el acceso a una información independiente, imparcial o crítica.


8. Derivado de las limitaciones a la información, la población hondureña carece de información veraz y completa sobre los acontecimientos, en tanto reina un clima de desinformación casi total, lo cual genera incertidumbre, miedo y zozobra en la población. Situación que se agrava con una campaña mediática que permanentemente incita a la población a defender el golpe de Estado y estigmatiza a quien lo resiste. (Comunicado, 2009).

 

Que la sociedad hondureña no cuenta con información veraz, clara y oportuna en relación con el golpe de Estado, es un hecho. Esto se puede afirmar cuando se expresa:

 

Desde el 28 de junio, al menos 127 casos de violaciones a la libre expresión se han registrado. Las agresiones van desde cierre temporal de medios de comunicación, atentados, amenazas, cancelación y censura a programas de radios y televisión, hasta el despedido y detenciones ilegales de periodistas. (IFEX, Pronunciamiento de misión..., 2009)

 

Una síntesis del ataque a la libertad de información en Honduras son algunas notas que han sido publicadas en el sitio Web de IFEX (Intercambio Internacional por la libertad de Expresión: La red mundial para la expresión libre) bajo los títulos: Libre expresión en riesgo tras el golpe de estado (IFEX, Libre expresión..., 2009); Las infracciones a la libertad de prensa continúan tras el golpe de estado (IFEX, Las infracciones..., 2009); Medios enfrentan ataques con granadas y más soldados en las calles. (IFEX, Medios enfrentan..., 2009).

 

Dado que el acceso a Internet en Honduras es escaso (solo 11% de los hogares en ese país tiene computadoras), se sabe que en algunas colonias de clase media, los estudiantes han estado compartiendo sus computadoras con las personas que circulan en las calles para que puedan conocer la otra cara de lo que ocurre en el país. Esta solidaridad es importante si se toma en cuenta que la cobertura informativa en Internet es permanente y sobre todo que algunas estaciones radio que han sido cerradas por los militares, como el caso de Radio Globo, comenzaron a difundir información en Internet. La prensa digital, la blogosfera y las comunidades que se concentran en YouTube, Twitter y Facebook, son algunos de los recursos que a través de ese medio revelan los estragos de la censura golpista.

 

Como ha sucedido con otros procesos de orden social y político, los medios de comunicación alternativa hondureños y de otros países han roto, en la medida de sus posibilidades, el cerco informativo impuesto por los golpistas. Contra la desinformación, la opción para la ciudadanía en resistencia son los medios alternativos.

 

 

Referencias

 

Comunicado de la Delegación de Organizaciones de Derechos Humanos de Guatemala en Honduras. (2009). Disponible en Internet: http://www.anep.cr/leer.php/3117

 

Fazio, Carlos. Obama y el sátrapa Micheletti. La Jornada. 27 de julio de 2009.

http://www.jornada.unam.mx/2009/07/27/index.php?section=opinion&article=019a1pol

 

IFEX. Las infracciones a la libertad de prensa continúan tras el golpe de estado. 8 de julio.

Disponible en: http://www.ifex.org/honduras/2009/07/08/post_coup_violations/es/

 

IFEX. (2009). Libre expresión en riesgo tras el golpe de estado. 1 Julio. Disponible en: http://www.ifex.org/honduras/2009/07/01/coup_aftermath/es/

 

IFEX. (2009). Medios enfrentan ataques con granadas y más soldados en las calles. 11 de noviembre. Disponible en: http://www.ifex.org/honduras/2009/11/11/grenades_media/es/

 

IFEX. (2009). Pronunciamiento de misión internacional de libertad de prensa y libertad de expresión, “Elecciones sin democracia”. 30 de noviembre. Disponible en:

http://www.ifex.org/honduras/2009/11/30/elecciones_sin_democracia/es/

 


   251 Leituras


Saiba Mais





Próximo Ítem

author image
UN ESBOZO DE LA DIMENSION BIBLIOGRAFICA DEL MANIFIESTO COMUNISTA
Janeiro/2010

Ítem Anterior

author image
EL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS, UN PELIGRO PARA SUS BIBLIOTECAS Y BIBLIOTECARIOS
Novembro/2009



author image
FELIPE MENESES TELLO

Cursó la Licenciatura en Bibliotecología y la Maestría en Bibliotecología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Bibliotecología y Estudios de la Información por la (UNAM). Actualmente es profesor definitivo de asignatura en el Colegio de Bibliotecología de la Facultad de Filosofía y Letras de UNAM. En la licenciatura imparte las cátedras «Fundamentos de Servicios de Información« y «Servicios Bibliotecarios y de Información» con una perspectiva social y política. Asimismo, imparte en el programa de la Maestría en Bibliotecología y Estudios de la Información de esa facultad el seminario «Servicios Bibliotecarios para Comunidades Multiculturales». Es coordinador de la Biblioteca del Instituto de Matemáticas de esa universidad y fundador del Círculo de Estudios sobre Bibliotecología Política y Social (2000-2008) y fue responsable del Correo BiblioPolítico que publicó en varias listas de discusión entre 2000-2010. Creó y administra la página «Ateneo de Bibliotecología Social y Política» en Facebook.