BIBLIOTECAS, SOCIEDAD Y ESTADO


  • Relação entre as bibliotecas, as ações dos profissionais que nelas atuam e o estado.

VIOLENCIA DE GÉNERO Y EDUCACIÓN EN BIBLIOTECOLOGÍA

En virtud de la toma de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por Mujeres Organizadas de la FFyL durante noviembre de 2019, el Colegio de Bibliotecología (CB) deberá tener presente las demandas de este colectivo que reclama se atiendan, sin simulaciones, las quejas y denuncias relacionadas con el problema de violencia de género. Esto toda vez que en las redes sociales como Facebook (Feministas de la FFyL; Denuncias de la FFyL; Denuncias de violencias machistas FFyL) y Twitter (#MeTooAcademicosMx; #MeTooUNAM; #MeTooFilosofía y Letras; #MeTooFeministas_FFyL) se visualizan denuncias anónimas en torno a presuntos agresores, acosadores y encubridores, esto es, profesores, estudiantes y autoridades de ambos sexos, dentro de la academia en general y del CB en particular. 

La plantilla docente, responsable del proceso de enseñanza-aprendizaje en el CB no puede ni debe ignorar u omitir la posibilidad de ser parte de la solución de este grave problema. Por lo tanto, es indispensable impartir conocimientos, teóricos y prácticos, que conciernan a mujeres y hombres en materia de género. Se trata, en todo caso, de sumar esfuerzos para erradicar la violencia de género en todas sus negativas manifestaciones. A continuación son esbozadas algunas propuestas. 

Se sugiere que los profesores de Catalogación (descriptiva y temática) y Clasificación (LC, Dewey y otros esquemas) impartan sus clases teorizando y practicando estos procesos de organización bibliográfica con títulos que traten asuntos de género en general y violencia de género en particular. Esto podría ayudar a comprender la importancia de esta gran temática desde el punto de vista de la organización metódica del conocimiento. Pero sobre todo a tener presente que el acoso sexual es un tema específico de la violencia de género, que puede y debe estar explícitamente tanto en los encabezamientos de materia como en los esquemas de clasificación. 

Por ejemplo, la obra de Cristina Cuenca Piqueras, El acoso sexual: un aspecto olvidado de la violencia de género (Madrid: CIS, 2017), el catálogo Librunam registra el encabezamiento Acoso sexual y especificaciones sobre este término, pero no el de Violencia de género. Otro ejemplo, el libro de Ana María Figueroa, El derecho de género: violencia contra las mujeres, trata de personas (Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ediar, 2017), en ese mismo sistema electrónico de recuperación de información bibliográfica del Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM (SIBIUNAM) se anotan los encabezamientos Derechos de Mujeres, Derechos humanos, pero no se registran temas explícitos sobre el contenido de esta obra: Violencia de género, Trata de personas, entre otros. Esta problemática podría ser un modelo para enseñar y aprender, con juicio crítico, el conocimiento necesario para superar retos de catalogación temática. Así como para alentar la elaboración de lenguajes documentales, los cuales sean herramientas alternativas para asignar temas a determinadas obras que no se incluyen en las listas tradicionales de encabezamientos de materia. 

A pesar de la abundante bibliografía que se ha publicado sobre el concepto que denota un acto de suma gravedad en un contexto de discriminación y violencia contra las mujeres, el término feminicidio aún no adquiere el estatus de encabezamiento de materia para recuperar bajo este tema libros como Una mirada al feminicidio, de Mariana Berlanga Gayón (Ciudad de México: Universidad Autónoma de la Ciudad de México : Editorial Itaca, 2018); o Feminicidio: consultoría para la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de Patsilí Toledo Vásquez (México, D.F.: Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, 2009). No nos asombre que esta palabra clave no se utilice para catalogar temáticamente obras como Terrorizing women: feminicide in the Americas (Rosa-Linda Fregoso; Cynthia Bejarano, eds. Durham, North Carolina: Duke University Press, 2010), pues la Library of Congress no la utiliza, como tampoco usa temáticamente Violencia de género (Gender-based violence). 

Así las cosas, como para los Sistemas Bibliotecarios de países no hegemónicos lo que hace esa biblioteca estadounidense resulta habitualmente norma predominante, entonces el criterio de la Dirección General de Bibliotecas de la UNAM, dependencia responsable del proceso técnico mayor de los acervos del SIBIUNAM, es aceptar las omisiones, los prejuicios, las antipatías, y los sesgos que contienen los Encabezamientos de materia de la Library of Congress ((Library of Congress Subject Headings), problemática que con especial énfasis el célebre bibliotecario estadounidense Sanford Berman estudio y analizó a partir de la década de los setenta del siglo pasado. Entre sus obras cabe recordar: Prejudices and antipathies: a tract on the LC subject heads concerning people (Metuchen, New Jersey: Scarecrow Press, 1971), en el que cuestiona asuntos sobre Hombre/Mujer/Sexo. 

Cabe decir que la reflexión en torno a la violencia de género en cuanto a catalogación temática se refiere, es una variante que hace apenas unos años comenzó a denominarse como catalogación radical (ver: Radical cataloging: essays at the front, editado por K. R. Roberto. Jefferson, North Carolina: McFarland, 2008). Conocimiento que ha pasado prácticamente desapercibido en las escuelas de bibliotecología, biblioteconomía y ciencias de la información. 

La asignatura Teoría y Técnica de la Bibliografía también se puede prestar para no quitar el dedo del renglón. Quienes imparten y cursan esta materia obligatoria se les sugiere practiquen la técnica bibliográfica elaborando repertorios bibliográficos especializados, esto es, con temáticas también de violencia de género, como: feminicidio, acoso sexual, violencia contra las mujeres, violencia sexual, violencia conyugal, violencia física, violencia de pareja, violencia familiar, violencia digital, violencia escolar, prostitución forzada, discriminación laboral, ataques homofóbicos, misoginia, trata de personas, etcétera. 

Desarrollo de Colecciones es otra asignatura con posibilidades de aprender a construir acervos bibliográficos en materia de violencia de género, tanto en el escenario de bibliotecas públicas como de algunas bibliotecas académicas y especializadas en ciencias sociales y humanidades, sin olvidar aquellas bibliotecas legislativas y jurídicas que se hallan en la estructura de los poderes públicos del Estado. El personal docente relacionado con esta asignatura tendría la posibilidad de plantear la relevancia de este asunto para contribuir en la toma de una conciencia social, con miras a enfrentar este reto que vive la sociedad mexicana. La selección y adquisición de material bibliográfico son, como sabemos, los procesos sistemáticos para realizar un eficaz desarrollo de colecciones. 

En Fundamentos de Organización Documental y Fundamentos de la Bibliotecología se tendría, sin duda, que incluir la figura preponderante de Melvil Dewey como uno de los pioneros del ordenamiento bibliográfico y de la gestión moderna de bibliotecas en Occidente, pero sin omitir ni ocultar la oscura historia sobre los abusos sexuales que cometió con sus alumnas y colegas este insigne fundador y profesor de la School of Library Economy at Columbia College, en 1887. Siendo uno de los cofundadores de la ALA en 1876, en 1906 debió renunciar como miembro de este prestigiado organismo como consecuencia de numerosas acusaciones de acoso sexual que gravitaron en torno a él. Wayne A. Wiegand en su obra «Irrepressible reformer: a biography of Melvil Dewey» (Chicago: American Library Association, 1996) trata este oscuro perfil de aquel connotado bibliotecario estadounidense. El escrito de Erin Blakemore, “The Father of Modern Libraries Was a Serial Sexual Harasser” (El padre de las bibliotecas modernas era un acosador sexual en serie), disponible en Internet, es más que elocuente en este sentido. Se sugiere al respecto ver el video:

https://www.youtube.com/watch?v=WxyhKJaZzZE&t=175s

El personal docente de otras materias, como Bibliotecología Social, Análisis de textos, Fundamentos de Administración, Servicios Bibliotecarios y de Información, podría y debería pensar en insertar cuestiones de violencia de género en algunas de las unidades de enseñanza-aprendizaje que conforman los programas de asignatura, toda vez que esta problemática denota desigualdad, subordinación y trato de poder, comúnmente de los hombres sobre las mujeres. Problemática que penetra, indudablemente, toda la estructura social, esto es, instituciones, grupos y relaciones sociales. 

El feminismo, como movimiento social, político, cultural y económico, así como teoría social y política, también podría ser un tema a considerar en torno a esas y otras asignaturas que se imparten el CB. El objeto sería colaborar en la búsqueda de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, así como señalando, denunciando y eliminando la violencia entre hombres y mujeres. 

Estas sugerencias y otras afines en el campo de la enseñanza para formar personal bibliotecario profesional podrían considerarse con el fin de ponerlas en práctica en las diversas escuelas de América Latina y el Caribe, pues la violencia de género es una lacra que se produce en diferentes contextos y países. La obra de Sally Engle Merry, Derechos humanos y violencia de género: el derecho internacional en el mundo de la justicia local (Bogotá: Siglo del Hombre: Universidad de los Andes, 2010) sugiere que esta problemática no reconoce fronteras ni omite contextos. 


   394 Leituras


Saiba Mais





Próximo Ítem

author image
BIBLIOTECAS, BIBLIOTECARIOS Y C AMBIO SOCIAL
Setembro/2020

Ítem Anterior

author image
BIBLIOTECAS, DEMOCRACIA Y POBRES
Novembro/2019



author image
FELIPE MENESES TELLO

Cursó la Licenciatura en Bibliotecología y la Maestría en Bibliotecología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Bibliotecología y Estudios de la Información por la (UNAM). Actualmente es profesor definitivo de asignatura en el Colegio de Bibliotecología de la Facultad de Filosofía y Letras de UNAM. En la licenciatura imparte las cátedras «Fundamentos de Servicios de Información« y «Servicios Bibliotecarios y de Información» con una perspectiva social y política. Asimismo, imparte en el programa de la Maestría en Bibliotecología y Estudios de la Información de esa facultad el seminario «Servicios Bibliotecarios para Comunidades Multiculturales». Es coordinador de la Biblioteca del Instituto de Matemáticas de esa universidad y fundador del Círculo de Estudios sobre Bibliotecología Política y Social (2000-2008) y fue responsable del Correo BiblioPolítico que publicó en varias listas de discusión entre 2000-2010. Creó y administra la página «Ateneo de Bibliotecología Social y Política» en Facebook.